viernes, 15 de enero de 2010

UNA REFLEXIÓN DE LA PUTA MADRE






Las “malas palabras” siempre fueron para mí un campo interesante para el análisis. En mi familia, decir groserías fue siempre un espacio reservado para mi papá. Si no fuera por sus ajos y cebollas, me hubiera privado de la exquisita experiencia de conocer las múltiples variedades de lisuras que existen en nuestro entorno; palabras que, al fin y al cabo, son las que mejor pueden describir nuestras emociones.

Las lisuras no suelen caer bien en todas partes, pero, cuando uno sabe dónde y cuándo soltarlas, suelen ser fulminantes. El singular Marco Aurelio Denegri solía decir: “un carajo bien puesto vale más que mil palabras o una exposición de ideas.”
Muchas veces he soltado mierdas por doquier, porque “mierda” era la palabra que mejor definía mi estado de ánimo, de ofuscación, de irritación extrema o impotencia. Al fin y al cabo, sería una rareza que persona humana reaccione con etiqueta ante un disgusto.

Pero empecemos con la observación más elemental, la gran mayoría de lisuras conocidas parten de una sola cosa: nuestra fijación por el sexo y las partes sexualizadas del cuerpo. Demando de ustedes un poco de imaginación y memoria para que me den la razón; a guisa de ejemplo tenemos la pendejada, el pendejo y sus variantes (pendejo literalmente significa vello púbico). A medida que continuemos con el análisis seguiremos notando la estrecha relación.



MI PALABRA FAVORITA: DE LA PUTAMADRE

Quiero empezar con esta interjección porque para mí no hay grosería más bella, completa y transgresora como el de la putamadre. Como bien lo explicó el psicoanalista Julio Hevia la conexión entre dos figuras irreconciliables como la maternidad y la prostitución la hace resaltar entre las demás. A partir de esta mixtura se crean nuevas expresiones que tienen siempre acepciones positivas, generalmente se utiliza la expresión putamadre para resaltar la calidad de una cosa: “Este libro es de la putamadre.” Como ven, me parece interesante la idea de relacionar el ideal sublimado de madre con una palabra que denota todo lo contrario: la vida disoluta de una mujer de bragas alegres, idea muy provocadora.

LOS PRODUCTOS DERIVADOS DEL HUEVO:
El huevo, que, obviamente es una referencia directa a los testículos del hombre, también tiene muchas variantes interesantes como huevón o huevear. A partir de esta palabra hemos recreado una serie de significados que podemos ejemplificar a continuación.

“Había un huevo de gente”.

Según la teoría del ya mencionado Hevia, el huevo en este ejemplo remite a un gran número de personas porque el huevo o testículo contiene una multitud en estado potencial (los infinitos espermatozoides).

“No me huevees, pues”.

Huevear podría provenir del movimiento pendular que tienen los testículos cuando se camina., moviéndose de un lado a otro, es decir, meciéndose; y es la palabra precisa para explicar la expresión huevear o hueveo: mecer al otro, pasearlo, distraerlo con tonterías.

“No seas huevón”.


Y bueno, esta flamante teoría sobre la palabra huevón no es de ningún psicoanalista, es una cooperación mía. Si nos seguimos remitiendo a los testículos del varón, debemos entender la función de los testículos como los relegados durante la cópula sexual. En efecto, mientras el pene entra, penetra, socava y tiene la parte más activa en el sexo, los testículos siempre quedan fuera del juego, no logran ingresar, siempre se quedan secundando al pene en su ardorosa tarea colonizadora. Por esta tarea ingrata que cumplen los testículos tienen el significado figurativo de imbéciles o tontos, tal es el significado que la academia de la lengua aceptó finalmente conferir a la palabra huevón de manera figurada.


UNA DE LAS MÁS USADAS: CONCHATUMADRE


Marco Aurelio Denegri en su inolvidable programa sobre las lisuras dio dos acepciones interesantes sobre el significado de la palabra “conchatumadre”. Personalmente, tengo mi favorita, pero empecemos con la primera.

Conchatumadre podría significar, en su primera acepción, el acto agresivo de mandar a alguien a tener sexo con su propia madre, cosa que tendría parangón con el muy mexicano: “chinga a tu madre”. Tener sexo con la madre de uno, literalmente penetrar a nuestra propia madre sería una idea tabú bastante transgresora, impensable y humillante para muchos con una alta carga de agresividad.

La segunda acepción de conchatumadre, explicada por Marco Aurelio Denegri, podría ser el de regresar a alguien a la vagina materna de donde nunca debió haber salido, una forma de maldecir el núcleo de la feminidad materna por el hecho de haber dado vida a un ser despreciable. Y nuevamente nos encontramos con un insulto, por lo demás, original y bien estrucurado. Me quedo con la segunda acepción.

Aquí también debemos remarcar la fuerza de la consonante “ch” como energía sonora a la hora de insultar.

Decir mierda o pendejada no es correcto ni incorrecto, es una decisión libre de una persona culta. La gente inculta no lo es porque diga malas palabras sino porque las buenas, las usa mal. El habla culta también incluye mierda, putamadre y otros términos. La persona no deja de ser culta porque diga carajo, mierda o pendejada. Tampoco una persona inculta deja de ser inculta porque no diga malas palabras.

Yo diré diré algo más: me parecería una falta de cultura imperdonable desconocer el exquisito mosaico de groserías que adornan nuestras expresiones cotidianas pues nos estaríamos perdiendo de una de las manifestaciones humanas más espontáneas y vibrantes que mejor pueden describir una emoción, una angustia, digamos que es el lenguaje fulminante y descriptivo por excelencia.

No se trata de alentar un culto irresponsable por los usos léxicos del lumpen, sino de aprender a ser comprensivos con las formas en que a veces exteriorizamos nuestras emociones, lo cual incluye la posibilidad de que excepcionalmente sazonemos nuestro vocabulario.


20 comentarios:

Yared dijo...

A mí me encatan de cir mierda, putaamdre y todas las demás, pero la que últimamente me gusta mucho es "chucha", debe ser por la fuerza de la "Ch" como mencionas en el post.

Lo uso cuando aguien me dice algo que no esperaba. o sea, digo un "ah, chucha"

también cuando veo algo genial, "Chuuuuuucha".

Y también está el más conocido "qué chucha te pasa?"

edmond castro dijo...

jajaja las lisuras son ya un habito de una persona . aveces las personas se limitan i no las dicen solo se las guardan...
en el caso mio me salen algunas como mierda o ptm o un partido como ese del PERU - CHILE

muy wenaa ¡
saludos xD

tooz visiten : www.edmond-art.blogspot.com
edmond_01@hotmail.com

cartoonista dijo...

me agrada la forma en q te descibes en tu perfil debes de ser una persona muy interesante para pasar horas largas de conversacion.
un gran saludo

cartoonista.

Angel Castillo Fernández dijo...

De la puta madre tu post!

JORGE RAUL dijo...

Las lisuras son el camino facil ante la falta de lexico.

Angel Castillo Fernández dijo...

(Siguiendo el tenor del post) ¿Por qué car... no escribes, por la pu.. adre!!!!!!!!!!?????

Romy dijo...

Jorge Raúl: Agradezco tu comentario pero creo q mi post intenta, justamente, desbaratar ese argumento.

Angel Castillo: jajajaja como ves no soy muy prolífica pero trataré de postear algo nuevo pronto, espero que la constante falta de constancia no me derrote :(

carlos lavida dijo...

Que post tan completo sobre lisuras, ademas me gusta como comienza con el detalle de la foto.
PArticularmente me gusta el sonido que hace la P en PU-tamadre, aunque cuando estoy muy molesto suelo decir RECONCH·$%%/!

Recuerdo bastante bien el programde Denegri hablando sobre CONCHATUMADRES, creo que nunca tuvo mas rating en su programa...

Desde ahora diré CACHATUMADRE! para poder diferenciar en cual de las 2 acepciones de CONCHATUMARE me refiero ...

Anónimo dijo...

Eres muy linda. Es una pena que tengas enamorado.

Romy dijo...

Uhmm...a ver si a la próxima dejas tus datos.

Anónimo dijo...

Ya me conoces. Me encantas... pero... bueno, quizás nunca nos conozcamos. No lo sé. Sólo puedo decirte que me pareces de la putamadre. Buenas noches.

Anónimo dijo...

Me gustas...

thebooksaysDVD dijo...

pala mierda... jajajajaja

Romy dijo...

Chucha, no me hueveen por qué carajo no dejan su nombre y un link para devolverles la visita?? Gracias a todos por sus comentarios, aprecio mucho cada uno de ellos, ahora sí siento que no escribo al aire.

Apis dijo...

El uso de las lisuras es ampliamente usado por mi pero como bien dices debe de ser bien aplicado:

Cuando manejo, sirven para desestresarme, de cada maniobra que hacen los choferes de combi y taxistas que puebla nuestra gran lima (eso si, siempre acordarse de dejar la ventana abierta porque si no al que dejaras estresado es a tu copiloto).

En el trabajo un carajo siempre sale casi rutinario , un webon para despertar a alguien casi coloquialmente, el puta madre rara vez lo utilizo a menos que realmente el evento sea memorable.

Emo Canalla dijo...

Creo que "Me estas hueviando" proviene de un reclamo o reproche "No me penetras" solo hueveas... jajaja
felicitaciones, buen articulo...

Romy dijo...

Apis, me has dado una buena y mejor idea, el tráfico caótico y los choferes comparten todo un mosaico de malas palabras que pueden servirme para una 2da parte.

"Emo Canalla" fuiste más explícito que yo al explicarlo pero entendiste muy pero muy bien el espíritu de mi post y el significado de huevear gracias por leerlo. Saludos.

Apis dijo...

Srta no andaba muerta andaba de parranda, :) se extrañan sus post cuando se anima por uno nuevo

Julio Bustamante dijo...

Indagando y tratando de entender el porque a veces las personas se retraean o se sienten ofendidas cuando alguien dice chistes con lisuras e llegado a tu blog,justamente hace poco hize unas comparaciones con los comicos ambulantes y un comico argentino que vino hace poco,los comicos han sido vapuleados mucho tiempo por se muy groseros y chabacanos pero yo entiendo que somos latinos,somos criollos tenemos esa sazon el de decir las palabras con lisuras,pero ojo no siempre,y bueno hace buen tiempo sigo ese programa videomatch de argentina y vino un comico llamado yayo,tal vez lo allan escuchado o visto en la tv o youtube pero tiene casi la misma forma de hacer reir que los comicos,ironias de la vida cuando los comicos ambulantes tratan de contar chistes a su estilo osea con lisura en miraflores les niegan pero oh sorpresa cuando vino el comico argentino yayo se presento en el maria angola en miraflores cosas de la vida no,siendo los 2 la misma forma de hacer comicidad y eso que yayo hace chistes muy fuerte pero muy fuertes.pero bueno me a aclarado muchas cosas tu exposicion en tu blog,saludos.

Julio Bustamante dijo...

Estaba indagando este tema y me has aclarado muchos aspectos,muy agradecido,las lisuras no solo es decirlo hay que tener carisma un gesto la forma como se dice el remate final para algun chiste es basico,fuera de todo,somos sangre latina,acriollados tenemos la lisura en las venas con esto no quiere decir que seamos groseros o mal educados,solo que es parte de nuestro costumbre,modismo que se van quedando.pero ojo siempre con educacion hay momentos en que decirlo.